:: Yo fui el Tercero en una Relacion ::

Todo comenzó una linda tarde de un mes de mayo de 2006, recuerdo era yo un joven de apenas 16 años de edad, que comenzaba el primer semestre en la universidad, lleno de expectativas y con ganas de tener una relación seria, que sería algo imposible y hasta bastante extraño para un joven de mi edad, pero yo era un poco distinto a los demás jóvenes después de haber tenido una vasta vida sexual de liceísta (Modestia aparte), ya no me interesaba por buscar muchachas universitarias con las hormonas disparadas similares a geiser en explosión, por el contrario una muchacha estudiosa y de su casa que quisiera compartir algo más que una cama de algún motel de turno en el que ella tendría que haber dado su cedula por que recordemos yo era menor de edad. Pero al transcurrir los días de mi primer emocionante primer semestre, solo conocía más de lo mismo muchachas que tenían un prontuario gigantesco y que querían que yo fuese uno más de su interminable lista de hombre y sinceramente (Se que puede parecer raro) ese no era mi objetivo primordial, hasta que un día en medio de fotocopias y partidas de tenis de mesa en la cafetería de la universidad, la vi a ella una espectacular flaca, cabello castaño y con mas curvas que la panamericana, súper colaboradora y conversadora , tenía una de esas miradas que pueden decirte todo sobre una persona así ella no habrá su boca, así fue como quede enamorado de ella sin conocerla claro no estoy diciendo que haya sido realmente amor pero la fuerza de la ilusión que sentía al verla era tal que me hacia sudar, y ponerme tembloroso sin ni siquiera hablarle, pero no fue sino hasta un par de semanas más tarde después de verla por primera vez que me toco sentarme a su lado para hacer algo así como un taller en parejas , nos toco hacerlo juntos por que los dos habíamos llegado tarde ese día y nunca recuerdo haber amado tanto un retraso en el metro como en ese momento. Puesto gracias a ese taller fue que tuve la oportunidad de conocerla e ilusionarme aun mas sin saber lo que realmente luego me esperaría. El taller fue fácil, lo hice yo solo y a una velocidad sorprendente ya que había estudiado realmente bastante la noche anterior, con la finalidad de poder cruzar unas palabras más allá de cuál es tu nombre o dime tu apellido por favor para colocarlo, ella con voz sutil empezó a contarme de si misma claro también me di cuenta que tenía un par de años más que yo 6 para ser precisos razón por la cual tuve que mentir un poco sobre mi edad, de unos inmaduros 16 años pasé a tener unos 19 perfectos años, y no era tan difícil de creer puesto que era de contextura alta , eso me ayudo mucho , entre risas y comentarios jocosos, me di cuenta que era estudiante de 4to semestre y que veía un par de materias del primero, por eso estaba sentada allí a mi lado realizando un taller de lógica proposicional recuerdo bien, también me conto que no tenia novio y por el momento no estaba buscando, por lo que decidí convertirme en su amigo incondicional y acompañarla a todos lados siempre y cuando pudiese presumir un poco a mis compañeros pre- pubertos de aquel 1er semestre. Luego de dos meses de amistad, todo lo hacíamos juntos comíamos juntos, en cualquier restaurante de comida rápida, a veces mentía y decía que no tenia hambre para solo acompañarla pero es que ustedes pueden entender que el presupuesto de un joven de 16 años y recién salido del liceo es un poco corto, a veces llegaba 3 horas antes a la universidad solo para pasar ese tiempo hablando al pie de las escaleras , la acompañaba religiosamente hasta la puerta de su casa a diario esperando que al despedirse de mí lo hiciera con un beso justo en los labios, pero por el momento ese beso no llegaría en esa circunstancia, hasta que luego de meses de amistad yo decidí contarle acerca de mis sentimientos y como tal vez confundí un poco la abierta amistad que teníamos pensé no va a rechazarme seremos felices tendremos hijos , claro todos estos pensamientos fueron apoyados por aquella inmadurez del tamaño de Godzilla perteneciente a mis dulces 16, entonces al ir a comer nos sentamos y le dije : -“Oye quiero contarte algo” a lo que ella al unisonó respondió -“yo también tengo algo que decirte”, y yo respondí bueno di tu primero esperanzado a que ese algo que tenía que decirme fuesen las mismas ganas que tenia de entablar un relación conmigo como yo con ella, pero lo que me dijo rompió mis ilusiones de manera abrupta fue algo como : -“Volví con mi novio Luis y estoy súper enamorada”. Claro allí me pregunte a mí mismo, y yo que fui?, pregunta que no tarde ni un segundo en responderme, fui el paño de lagrimas, esa tabla de salvación de la cual se aferraba para no sentirse sola, y cuando ella me pregunto y tu que tenias que decirme yo respondí con un sonoro y seco: -“No, Nada creo que lo olvide”. Desde ese momento cambie mi forma de ser con ella, ya no la esperaba ni mucho menos , no respondía sus mensajes de texto, ni sus correos y mucho menos sus llamas, trataba de evitarla y hasta empecé a no entrar a la materia que veíamos juntos para no verla, solo entraba cuando me aseguraba que no iría, hasta que un día luego de tanto esconderme ella me encaro estuvo parada todo el día a las afueras de la universidad solo para esperar que saliera, cuando nos vimos me pregunto si me pasaba algo pero claro yo no quería serlo, para qué? , si cuando intentaba contarle lo que sentía por ella, me abofeteo con la peor noticia que podía recibir justo en ese momento, y después de ignorar gran parte de sus comentarios ella me beso! , si como lo leen bien me dio un beso en los labios, ese beso que tanto espere las interminables noches que la acompañe hasta la puerta de su casa, en ese momento la mezcla de emociones era algo como estar en la final de una como mundial de futbol, ver a Kim Kardashian desnuda y deseándome, y tener un millón de cervezas para compartir con tus amigos, se que son pensamientos básicos pero son las cosas que más pueden darle felicidad a un hombre promedio, pero por qué no?, hagamos la conversión, para una mujer sería algo así como conseguir el primer turno en la peluquería, adelgazar unos 7 kilogramos en una semana y conseguir un 50 % de descuento en su tienda de ropa favorita. Luego de ese beso y de sincerarnos sentimentalmente hablando por que ella si sentía algo por mí, claro el yo de 19 ficticios años, vinieron muchos pero muchos más besos, nos habíamos convertidos en algo así como amantes de universidad, ya no llegaba temprano para hablar con ella en las escaleras, prefería compartir con ella el baño de turno de la universidad, esto fue un tornado de hormonas interactuando entre si, vernos todos los días, besarnos, jugar hablar era algo de rutina excepto los fines de semana puesto que esos eran para su novio, claro habían cosas que todavía no entendía muy bien del todo en ella como el simple hecho de cómo podía estar con su novio los fines de semana, después de haber tenido conmigo esos encuentros de lunes a viernes todos los días, tampoco entendía como ella podía tan siquiera actuar normalmente, con su novio es decir el complejo de la culpa o su subconsciente no tenía un poco de moral como para decirle por pena a él lo que sucedía, pero en el fondo yo estaba feliz aunque no me sentía plenamente lleno por qué no tenía la relación que estaba buscando, mis hormonas y las ganas de estar con ella formaban un fuerte coctel de éxtasis que era más fuertes que lo que la parte consciente en mi quería en una relación, y así transcurrir 2 semestres de mi vida hasta que lo impensable sucedió, ella desapareció, así de la nada no acudió mas a la universidad, no me contestaba las llamadas, mensajes , correos, señales de humo, gritos de desesperación , solo tenía una solución no tan coherente pero que ayudaría a olvidarla el alcohol me emborrachaba casi todos los días, pero con el tiempo y hablando de mujeres y traiciones pude superar aquella relación secreta que tuve con ella. Hace poco, después de graduarme estuve revisando el facebook, y tenía una solicitud de amistad de ella, esa muchacha que desapareció y que me dejo con un frágil corazón quinceañero roto, pero por respeto a mi mismo no la acepte, pero pude revisar su perfil y ver que se caso con su novio si aquel Luis que tantos cachos por mi culpa, me pregunto que pensara si me aparezco en su vida y le cuente todo lo sucedido, personalmente y a mis 22 Intermediamente Maduros años pienso que las relaciones de terceros aunque son increíblemente excitantes y poseen un alto nivel de éxtasis , siempre terminan mal puesto que alguno termina mal si eres tu como en mi caso dale gracias a dios , puesto que no me podría haber imaginado en una relación estable con ella pensando que puede hacerme lo mismo que le hicimos al famoso e Ingenuo Luis los dos . By Humber.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: